lunes, 17 de noviembre de 2008

POEMAS EN MI PODCAST.

“Alguien en algún lugar te espera,

sentado en su butaca come palomitas

y bebe rubia cerveza en lata.

Se ducha cada mañana con agua caliente

cuando aún está por despertar

y los sueños soñados se olvidan.

Quiere limpiar tu voz de su piel

cuando todo lo queda tras el jabón

eres tú.

Alguien piensa en ti

sin que sepas que cada hora de su jornada

está deseando salir para tener la libertad

de decirle tu nombre a las rejas

adornadas de flores de la fábrica.

Alguien sabe que no importa que su paseo

hacia su casa lo hace perdido en la desesperanza

de no tenerte;

y aún así alguien piensa en ti

sin que sepas una sola palabra.

Al atardecer abre el frigorífico

y prepara algo de cenar.

Ve programas de risa

esperando que aparezcas por alguna parte.

Una llamada, se dice,

una carta, se dice.

Alguien ve como anochece

en la ciudad de los guijarros sobre el aire,

se pone una copa,

y luego otra

quizá quiera emborracharse para atreverse

a salir de la oscuridad.

A veces se asoma a la ventana a ver como llegas a casa

aún cuando ni siquiera vives en su barrio.

Eso no le importa,

le gusta la idea de esperarte mientras desespera

sin que sepas una sola palabra

de todos los vasos que se van rompiendo,

las noches que despierta en medio de la madrugada

sudando tus manos que no le tocan,

y la recóndita esperanza

de olvidarte un día de estos

sin que sepas

que alguien ya no piensa en ti”.

VERDAD OCULTA.

JOSÉ GARÉS CRESPO.


Qué claras maravillas

fuimos, desnudos, rebeldes, amantes

siempre, apenas prójimos

y sin embargo me hablas, me piensas,

me susurras, me besas, me desnudas,

y aun así te amo.

Ambos conocimos

el lento devenir que cambia todo,

la corta raíz del beso hallado,

los inquietos placeres

arbitrarios que van, uno tras otro,

ciegos y desesperados, en busca

de la caricia dormida ayer noche.

Pero en el tránsito nos perdimos,

soñábamos, tal vez

abrazados y solos como cuando

necesito pensar en ti y callo.

La tentación del silencio fingido

y esa mirada perdida allá donde

no estuve ni llegaré de tu mano.

Es la señal, lo sé. Qué lejos somos,

aunque me rozan tus largos cabellos.

Incapaz de otra derrota, mañana

me enamorarás de nuevo. Relájate.

todo es igual y diferente. Nada

quedará. Es nuestra verdad oculta.


INVIERNO V.

LUIS SEVILLA.


“Cómo brilla la noche
En medio de la tempestad
Que ha abierto grietas
En los toldos de las azoteas.

Cómo grita el viento
Que golpea los ladrillos
Con graffitis invisibles
Que hablan de amor gastado.

Se dibujan besos muertos,
Se desdibujan ropas gastadas,
Esperas que ya no existen,
Desnudez gélida y ya lejana.

Eres igual que un mar invisible
Que arremete contra rocas milenarias.

A la luz de una vela
Te escribo, te pienso, recuerdos,
Toda mi alma te llama, reclamándote,
Sabiendo que ya no escuchas
Sabiendo que ya no estás.

Eres igual que noches brillantes
Que me sonríen un noviembre pasado.

Ojalá hubiera sabido
Detener el grito que agita
Esta noche de nubes voraces
Que pasan y desaparecen.

Ojalá hubiese podido ser mar
Agua que se levanta titánica
Que arrasa contra rocas milenarias
En vez de hacerlo contra ti.

Que noche tan inmensa,
Se mueve la hierba del parque.

Escribo esta noche de invierno
Todo el amor que ya no confieso.

El dolor alumbra con velas la ciudad,
Frontera desde mi ventana,
Luces parpadeantes, memorias y lágrimas,
Lluvia agitada que golpea invisible
Mi alma confusa que aún te añora”.

Derechos reservados de autor ©

Estos audios también están en LA RADIOTECA.


3 comentarios:

Gabiprog dijo...

Hay magia en tu podcast!
Me ha gustado especialmente esta entrada!!

Buena semana!

Adolfo Payés dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Adolfo Payés dijo...

Bellos poemas, gracias por compartirlos, la lluvia acaricio mi rostro, me baño con dulzura esperanza, tu voz que se esconde en el silencio para escucharla tan íntimamente en la soledad, que ya no existe...

Preciosos gracias un abrazo fraterno